La cervecería cordobesa, pionera nacional en enlatar sus estilos, prevé varios años de crecimiento para el sector artesanal envasado en el horizonte y la incorporación de nuevos jugadores, además de los que ya se perfilan como los más importantes en el mercado local. Marcelo Roggio, director de Peñón del Águila, señaló a PulsoCervecero.com que el 25% de la producción de la cervecería ya pasa por la línea de enlatado, y remarca que en el corto plazo, la calidad jugará un papel preponderante en el segmento.

¿Cuál es la estrategia que adoptaron para la distribución de latas? ¿Cómo se está comercializando Peñón del Águila y en qué zonas geográficas?

Tanto para la distribución de latas como de barriles buscamos diferentes distribuidores a lo largo del país. Actualmente estamos con cobertura en casi todo el país, en vinotecas, locales de delicatessen y en cadenas de grandes supermercados. Por otra parte, también tenemos presencia con nuestras latas en algunos puntos On Premise.

A la hora de abrir canales nos fijamos no sólo en la estructura y en la cobertura sino, especialmente, en cómo cuidan el producto para que cada cerveza llegue al consumidor, sea donde sea, tal como la diseñó el maestro cervecero. Buscamos gente que comparta nuestra pasión por la cerveza artesanal. Lo demás, se aprende con el tiempo.

Actualmente, ¿qué acuerdos comerciales tienen para distribución de la cerveza enlatada a nivel nacional?

Acuerdos comerciales, pocos, pero sí dependiendo del volumen y de cómo rote la mercadería el distribuidor se puede hacer algún acuerdo. Lo que sí hacemos es acompañarlo en la medida de lo posible con material promocional, tap handles, posters, pizarrones, cartelería y vasos de la marca.

Comentaste hace algunos meses que la intención era abrir 6 franquicias de Peñón del Águila en Rosario, Santa Fe, Buenos Aires y Córdoba. ¿Cómo está avanzando este plan?

Este plan viene muy bien. A las 4 ubicaciones existentes (2 en Córdoba, Asunción y La Plata) se suman 5 antes de que se vaya 2017: Rosario, Castelar, Palermo, Tucumán y una segunda en La Plata.

LEA TAMBIÉN  Peñón del Águila realizó su primera exportación a Chile

En la actualidad, ¿qué porcentaje de la producción se destina a bares y qué porcentaje a la distribución enlatada/envasada?

Los bares Peñón se llevan entre el 25% de la producción. El resto está dividido entre barriles a bares multimarcas (50%) y latas (25%), aproximadamente.

¿Cómo ven al mercado cervecero artesanal enlatado/envasado (distribución en comercios/tiendas) en Argentina? ¿A qué jugadores ven más avanzados? ¿Creen que se va a ampliar la competencia con nuevos jugadores en el corto plazo?

El mercado sigue creciendo y vamos a tener varios años más de crecimiento. Todavía estamos lejos de los niveles de market share que hay en Estados Unidos y en promedio lejos también de lo que se consume en Mar del Plata donde la cerveza artesanal se lleva el 10% del consumo. Hay muchos jugadores importantes como Antares, Berlina, Cheverry que tienen una gran trayectoria en el rubro y hay muchos nuevos y buenos que se van sumando.

La competencia siempre se amplía y nos parece súper interesante que esto pase, como mencionaba anteriormente a este camino le falta mucho por recorrer y nos encanta que seamos muchos, es parte del espíritu y mientras más seamos mejor vamos a poder hacer las cosas. La clave del sector en los próximos años pasará indefectiblemente por la calidad.

¿Qué ventajas le ofrece el modelo de franquicias a Peñón del Águila? ¿Lo prefieren sobre el modelo de locales propios?

Las franquicias nos ofrecieron una ventaja clave. En nuestro caso, para el modelo de franquicias formamos una nueva sociedad junto al equipo de Johnny B Good (líderes en bares temáticos a nivel país) y el apoyo de Centro Franchising (líderes en desarrollo y comercialización de franquicias). Creo que este modelo le permite a cada uno enfocarse en lo que sabe hacer, cerveza en nuestro caso. Entendimos que tener un local propio nos sacaría el foco de la cerveza, por esto es que nos asociamos y decidimos ir tras el modelo de franquicias. Nosotros, mientras tanto, podemos destinar nuestros esfuerzos y nuestra creatividad a crear grandes cervezas y mantener esa calidad.